Capitalismo desigual en el país más feliz del mundo | Plaza Pública

Cerrar

Ir

Capitalismo desigual en el país más feliz del mundo

Con talento para transmitir ideas y emociones por igual, el escritor invoca la cotidianidad de la Guatemala menos superficial expresada a través de sus propias vivencias.
Considero que «El país más feliz del mundo» es una lectura esencial para empezar a disputar nuestras presunciones políticas y económicas más hondamente arraigadas.
Tipo de Nota: 
Opinión

Capitalismo desigual en el país más feliz del mundo

20 de Septiembre de 2018

En su último ensayo, Andrés Zepeda intercala con formidable naturalidad crónicas de un viaje alrededor de Guatemala con historias vivas contadas desde las periferias del sistema y algunas anotaciones precisas sobre el capitalismo en su fase actual. Despojado de autocensura, pretensión o corrección política, leerlo es un ejercicio intelectual, tanto como puede ser, si se quiere, una experiencia trascendental.

El país más feliz del mundo es, desde luego, Guatemala. O eso es lo que nos dicen algunos. La estrategia tiene su finalidad y es bastante obvia: si Guatemala es feliz, si Guatemala es próspera, ¿queda algo por hacer? Entre otras cosas, estas ilusiones de bienestar buscan que autores como Andrés Zepeda se dediquen a la ficción, como hacen los mismos ideólogos de la Guatemala feliz —«aquel chupete empalagoso y su envoltura de oropel»—. Lastimosamente para ellos, Zepeda los reconoce y denuncia e...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor