Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Café más allá del café
Ir
Opinión

Café más allá del café

redes sidebar

Necesitamos industrializar nuestros productos agrícolas.

Inglaterra está produciendo combustible (biodísel y leña) a partir del desecho del café. El biocombustible genera empleos bien pagados a ingenieros y a otro personal en Inglaterra. Mientras tanto, les paga a cafetaleros en Costa Rica para que manden la pulpa del café, el desecho de la cereza, lo que usan como principal materia prima. De ser exitoso este nuevo producto, no cabe duda de que la mayor parte de las ganancias y de los empleos bien pagados se terminarán generando en Inglaterra, no en Costa Rica.

Es evidente que, si queremos mejores salarios en el sector agrícola y en el resto de la economía, necesitamos industrializar nuestro agro. La propuesta usual es que necesitamos incrementar la productividad con maquinaria para sembrar y cosechar productos, invernaderos, riego, etcétera. Esto es cierto, pero no suficiente. También necesitamos industrializar el margen más valioso: el producto final que ofrecemos. La comparación es útil. No solo producimos azúcar en Guatemala. También producimos valiosos subproductos: ron, etanol y electricidad. ¿Sucede algo similar con el café, el cardamomo, el banano, las frutas y las legumbres que exportamos? Claro que no. En la mayoría de los casos exportamos el producto agrícola en su versión más simple.

Necesitamos industrializarnos hacia subproductos agrícolas de mayor valor. Pero para lograrlo necesitamos tener una política económica clara y agresiva. Esto no es tan loco como suena. Lo más complicado, generar la investigación y contar con los ingenieros, ya es algo que logramos realizar en el pasado. Les doy unos ejemplos. En 1983 generamos experimentos para generar electricidad a partir de la pulpa del café. En 1984 analizamos métodos para extraer biogás de la pulpa del café. En 1986 utilizamos pulpa de café como parte de una mezcla para producir hongos para alimentar ganado. ¿Cómo realizamos esta investigación? El Gobierno de Guatemala financiaba el Instituto Centroamericano de Investigación y Tecnología Industrial (Icaíti), orientado a contar con científicos e ingenieros que apoyaban la actividad industrial del país.

¿Por qué no logramos dar el paso siguiente? El problema es que el Gobierno dejó de financiar el Icaíti. Además, llevamos décadas sin apoyar la atracción de talento para que vengan científicos y empresarios a ayudarnos a abrir nuevas empresas. Por otra parte, nunca se les ofreció un claro apoyo financiero y logístico a las empresas del país para que empezaran a producir a gran escala.

Hoy necesitaríamos dos agencias agresivas orientadas a nuestro desarrollo. Primero, un nuevo Icaíti. Segundo, una entidad para financiar nuevas empresas en productos nuevos. Algo que se inspire en (pero que al mismo tiempo vaya más allá de) lo que hacen Corfo en Chile y el programa SBIR en Estados Unidos. Ese sería el camino para lograr empleos mejor pagados en el país. Esto es vital para nuestro desarrollo. Ojalá empecemos a ver pronto un liderazgo claro alrededor de estos temas. Ojalá más ingenieros y científicos se den cuenta de que esta política es esencial y de que se necesita de su apoyo para cambiar el país.

Texto
Texto