Cerrar

Ir

¡Ayayay mamita rica!

Estamos acostumbradas a “ignorar” este tipo de hechos, aunque a muchas nos cause rabia, frustración, impotencia y asco.
Tipo de Nota: 
Opinión

¡Ayayay mamita rica!

21 de Noviembre de 2013

Redes-lateral

Un día como otros, me desperté y noté que sería un día caluroso, así que pensé ponerme falda, pero de repente me acordé que ese día tenía que ir a hacer trámites. Ponerse una falda sabiendo que toca caminar por las calles de esta ciudad, mujer, sola, instituciones públicas: mala idea.

Por la zona en que vivo y trabajo y por contar con uno del millón de automóviles que circulan por la Ciudad de Guatemala (así dice la publicidad de la Muni), no camino tanto por la calles en las horas más concurridas –como sí les toca a muchísimas personas. Pero cuando me toca hacerlo, tengo que recordar que ser mujer en las calles (así como en muchos otros lugares) no es fácil. Los peligros van desde lo más sutil como los mal llamados piropos, hasta lo más duro que cabe en la cabeza –creo yo...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a