Cerrar

Ir
Alejandro Giammattei durante presentación del hospital temporal del Parque de la Industria.

Anulan adquisición de mascarillas por Q20 millones

Esta es la tercera adjudicación bajo estado de calamidad que se anula después de una publicación de Plaza Pública.
Tipo de Nota: 
Información

Anulan adquisición de mascarillas por Q20 millones

Historia completa Temas clave

La empresa adjudicada había propuesto un plazo de tres días de entrega, aunque no las tenía. La competidora ofrecía entrega inmediata.

Redes-lateral

Un día después de que Plaza Pública revelara las anomalías del concurso para adquirir un millón de mascarillas N95, el Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS) anuló la adjudicación a la empresa Wensur, S.A. Aunque la publicación indicaba anomalías en el contrato, como la carencia del producto, o porque no cumpliría el plazo de entrega, estas no fueron las razones por las que oficialmente se canceló.

[relacionadapzp1]

La resolución 72-2020, firmada por el viceministro de Salud, Héctor Marroquín, indica que es oportuno prescindir de la negociación porque “en reiteradas ocasiones se han tratado de poner en comunicación con la entidad Wensur, S.A., de las cuales ninguna ha obtenido respuesta”.

El acta continua y expone que “en comunicación con la representante legal por un sistema de mensajería expresó que la empresa cerró operaciones por la Semana Santa”

Horas antes de que se publicara en Guatecompras la resolución que anula el evento, el vocero de la Presidencia, Carlos Sandoval, dijo que la anulación se debía a que ninguna de las oferentes tenía el producto disponible.

Respecto a la adjudicación se pronunciaron dos entidades. La organización Acción Ciudadana emitió un comunicado para solicitar la anulación y una investigación del Ministerio Público por el delito de fraude y una auditoría de la Contraloría General de Cuentas. También pedía que la Comisión Presidencial contra la Corrupción sumara el caso a sus expedientes.

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) también fiscalizó el proceso de adquisición. En un comunicado emitido luego de conocerse la anulación del evento, la institución propuso que se utilice el artículo 33 de la Ley de Contrataciones del Estado para agilizar la compra de las mascarillas y así abastecer al personal médico que necesita la protección física para atender la crisis sanitaria.

El artículo mencionado establece que de no llevarse a cabo la suscripción del contrato con el oferente ganador, “la negociación podrá llevarse a cabo con solo el subsiguiente clasificado en su orden”.

[embedpzp1]

Las anomalías

El pasado 5 de abril, el MSPAS adjudicó Q20 millones a la empresa Wensur. S.A. para comprar un millón de mascarillas. La sociedad es propiedad de Wendy Roxana Ruano Fernández, quien fuera directora de Comunicación de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP) durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), entre 2008 y 2011. Torres aclaró que ella no tiene relación con Ruano desde hace unos diez años. Sin embargo, la empresaria guarda comunicación, según algunas fuentes, con algunos diputados de la bancada.

A pesar de que Wensur y Disalud, otra de las empresas oferentes, cumplían con los requisitos y proponían el mismo monto, la perdedora ofrecía entrega inmediata y Wensur tres días hábiles. Sin importar que la otra sociedad planteaba una mejor oferta en el plazo, la junta especial, constituida por Erica Yesenia Figueroa, decidió favorecer a la empresa de Ruano “por convenir a los intereses del Estado”.

Ruano aseguró a Plaza Pública que en su empresa no existe la disponibilidad del millón de mascarillas, pero “ya solicitó a su proveedor chino para que la abastezca del producto”. La comunicadora también comentó que ella tenía tiempo para conseguir el producto porque sabía que el contrato se firmaría la otra semana, algo que contraria lo establecido con el Ministerio.

[frasepzp1]

En la nota de Plaza Pública también se consignó que, coincidentemente, el empresario Gerardo Villa publicó dos veces en el grupo privado de Facebook Lord Multitask Guatemala que necesitaba adquirir un millón de mascarillas y tenía Q20 millones para comprarlas el mismo día. Consultados sobre esta coincidencia, Villa y Ruano expresaron que no se conocen. Villa explicó que la adquisición se la requirió un cliente del que no quiso decir el nombre para proteger su privacidad, pero dijo que no es Wensur. Al día siguiente de la publicación de la nota, el empresario anunció que denunciaría al periodista por difamación, calumnia e injuria.

En la nota también se consignó que el precio de cada mascarilla era de Q20, pero el diputado Samuel Pérez, presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, explicó que “el problema es que se le está subiendo el precio a las mascarillas porque si están entre Q25 o Q30, no significa que esos sean los precios regulares”.

Otras anulaciones millonarias

Desde que inició el Estado de Calamidad por la crisis del coronavirus, esta es la tercera adjudicación que se anula después de una publicación de Plaza Pública.

El primero fue un contrato por 19 millones de quetzales a la empresa Nuevos Éticos Neoethicals, S.A. para comprar 500 mil ampollas de metilprednisolona. Este es un esteroide utilizado con cautela por médicos en el tratamiento del COVID-19, ya que su uso es para pacientes críticos y no se ha demostrado estrictamente su efectividad para ser incluido en el protocolo de tratamiento del virus.

[relacionadapzp2]

La otra adjudicación señalada fue por 9 millones de quetzales, adjudicada a la misma empresa que vendería los esteroides. Este contrato estipulaba la compra de 2 millones de ampollas de un antibiótico que tampoco es prioridad en el tratamiento del virus.

Autor




Ver Comentarios
Autor
aua