Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Antejuicio: la trinchera del kaibil corrupto
Ir

Antejuicio: la trinchera del kaibil corrupto

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
24 08 15

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Otto Pérez Molina se aferra al cargo porque su derecho de antejuicio es el único recurso para acceder a un desenlace en el que sobreviva impune.

Confiscación de bienes mal habidos, captura, humillación pública, juicio y la ruina total es lo que está viviendo ya Roxana Baldetti luego de su renuncia al cargo de vicepresidenta de la República. Seguramente la materialización de la peor de las pesadillas de todo alto funcionario corrupto.

Ante este escenario no puede esperarse la renuncia de Pérez Molina como un acto de conciencia, pena o vergüenza por la desastrosa pérdida de legitimidad de su gobierno. De hecho, seguramente le tie...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a