Cerrar

Ir

Adiós, Noruega (algunas aclaraciones)

El enfoque de la cooperación noruega para el desarrollo les ha causado malestar a las élites guatemaltecas.
Nuestro ministro de Relaciones Exteriores deja mucho que desear, pero el poder de Cementos Progreso y su red no es tan fuerte como para que puedan ejercer presión sobre él.
Tipo de Nota: 
Opinión

Adiós, Noruega (algunas aclaraciones)

25 de Noviembre de 2015
Tiempo aproximado de lectura: 6 mins

Redes-lateral

Noruega inició relaciones diplomáticas con Guatemala en 1906, aunque la embajada de aquel país se estableció en este hasta en 1997. La cooperación entre ambas naciones empezó en 1976, después del terremoto, por iniciativa de organizaciones de la sociedad civil noruega, no de su Gobierno. Los contactos que surgieron entre estas y algunas organizaciones guatemaltecas después del terremoto se afianzaron con el tiempo y fueron la base para la participación noruega en el proceso de paz. No fue sino hasta entonces cuando la presencia oficial de Noruega se consolidó en Guatemala.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de aquel país anunció el 5 de noviembre de 2015 que cerrará cinco embajadas alrededor del mundo en 2016, una de ellas la de Guatemala. El Gobierno explica que el cierre de estas embajadas se debe a recortes al presupuesto nacional de cooperación para el desarrollo con el fin de hacer frente a la crisis global de refugiados. Sin embargo, los lazos de amistad entre las organizaciones no gubernamentales noruegas y las guatemaltecas son fuertes y tienen una ...

Autor



Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Ver Comentarios
Autor
a
a

Un solo correo

Comienza cada semana con las
notas más relevantes de
Plaza Pública

Suscripción
Suscripción
Lo más importante
de Plaza Pública en tu correo eletrónico