En Exodo / El altoparlante
Con atención a los vividores de la impunidad

“Los guatemaltecos llevamos la delantera en materia de justicia…”

—decía sin creerlo del todo–.

Antes, durante y después del juicio contra Ríos Montt los vividores de la impunidad criticaron la falta de imparcialidad en el sistema de justicia. Y al percibir la hipnótica repetición de ese infinito mantra, lo único que se podía responder era: “sí, claro; eso es algo que no se discute, no hay duda, el sistema de justicia es parcial”.

20 05 14
La amenaza “solapada” contra Irmalicia Velásquez

En las décadas del sesenta y setenta, la persecución de voces alternativas era “normal” en el mundo de la vida cotidiana. Comandos militares y escuadrones de la muerte vinculados a las cámaras empresariales secuestraron, torturaron y asesinaron a miles de guatemaltecos. La justificación de esas muertes la daba no sólo el opinar desfavorablemente ante este modelo excluyente, racista y explotador de desarrollo, sino el ser “demasiado educados”.

18 07 13
¿Hegemonía o dominación oligárquico militar?

Entre dominación y hegemonía hay una diferencia poco sutil. Con la dominación la relación entre amo y esclavo es patente. Si bien la dominación puede gozar de niveles elevados de estabilidad, ésta es mediada por la violencia y el sometimiento. En tanto la mayoría de acciones del amo vilifican (niegan) al esclavo, la conflictividad y el antagonismo se muestran en el día a día.

30 05 13
Mujeres, las valientes

Total, solitos ellos demuestran lo ridículos que son. Hay tantas emociones, tantas lágrimas, tanto trabajo, tanta valentía. En estas semanas ha salido lo más profundo del país, del mundo entero. Y no me refiero a lo malo, sino todo lo contrario.

14 05 13
La montaña rusa

Lunes. Clac, clac, clac, clac… Suenan las cadenas al acoplarse con el engranaje del mecanismo, acumulando tensión, gravedad, energía; antes de la calma, cuando se está arriba, donde la ansiedad anticipa la experiencia del vacío, el jalón hacia la nada.

23 04 13
¡Quite su talanquera y nosotros quitamos la nuestra!

Una extraña sensación reinaba al escuchar las historias de Concepción mientras caminábamos entre los monumentos de militares confederados del siglo XIX; como si estuviéramos presos en una bizarra forma de cosmopolitanismo. Durante un poco más de una hora y media nos relató una apasionante historia que nos hizo reflexionar sobre el significado de construir ciudadanía en el siglo XXI.

14 02 13
El regalo que dejan los muertos

A la derecha se deja ver un empaque gris que bordea la orilla, parecido al de las refrigeradoras, que aísla el aire por dentro. La manivela, además de asegurar que los muertos no escapen, sirve de palanca para abrir la puerta antes de sacar al cadáver.

30 01 13
“In chains”

El año académico es significativo únicamente porque nos permite saber cuándo será la próxima vez que estaremos juntos. Un semestre ya no estará más compuesto de seis meses. Ahora contabilizamos los períodos de ausencia. El tiempo se ha hecho distancia y casi no lo podemos distinguir del deseo.

17 01 13
Materia prima-miedo

Como la mayoría de cosas que tienen que ver específicamente con las personas, en vez de imaginar al miedo como algo exterior, lo considero como algo inmanente a la cultura y a la sociedad. Especialmente a la cultura política y económica de estas sociedades que al ser “modernas” no dejan de ser “coloniales”.

29 11 12
Totonicapán y la violencia de los muertos

Lo que no me termina de quedar claro, sin embargo, es cómo el racismo finquero de los siglos XIX y XX se articula a este tiempo de mineras, hidroeléctricas y corporaciones transnacionales. Voy a ensayar algunas ideas.

1 11 12
Totonicapán: el bosque detrás del árbol

Para el día que se publique esta columna habrán pasado ya dos semanas desde la masacre que dejó como resultado varios ciudadanos k’iche’ muertos y más de 30 heridos. Definitivamente es imposible no sentir rabia, indignación, pero especialmente, preocupación. En una dimensión histórica, la masacre adquiere un sentido alarmante. A continuación plantearé algunos puntos de reflexión al respecto.

18 10 12
Myrna Mack, antropóloga del exceso

Clara Arenas preguntaba la semana pasada “¿qué hacía Myrna que la convertía en un blanco militar?” Su respuesta no pudo ser más contundente: Myrna “trataba de captar y poner ante los ojos de la sociedad la realidad de un sector de la población desconocido por los demás guatemaltecos: los que se habían visto obligados a desplazarse para huir de las masacres y luego de meses o años de constante huida, se veían obligados a retornar a su

20 09 12