Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Sin piel para más manchas
Ir

Sin piel para más manchas

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
8 07 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

La reciente acusación de que el señor presidente Jimmy Morales ha abusado de varias mujeres aprovechándose de su alta investidura para hacerlas llegar a él y presionarlas personalmente o por interpósita persona para que satisfagan sus instintos sin oponer resistencia pondría a cualquier gobernante al borde de la cárcel y del repudio popular.

Pareciera que el gobernante, como mal lector de la Biblia, ha decidido imitar al rey David. Pero, en lugar de asesinar a cien fieros filisteos para conquistar a su amada, ha optado por imitarlo en el pasaje de Betsabé al enviar a sus subordinados a que le traigan a las mujeres que le parezcan atractivas, a quienes condiciona bajo amenazas a satisfacerlo sexualmente.

El asunto, a pesar de ser más que nauseabundo e insoportable, ha sido tratado por el presidente Morales con total displic...

Como ciudadanos que somos, no podemos aceptar que las autoridades usen el cargo para obligar a otras personas a satisfacerlas contra su voluntad.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a