Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Siete cucharas y medio centenar de muertos bajo la mesa
Ir

Siete cucharas y medio centenar de muertos bajo la mesa

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Toda la tierra cultivable del distrito de Purulhá, Baja Verapaz, pertenece  a fincas privadas.
A pesar de la pocas vías de comunicación, la campaña partidista ha llegado fácilmente al caserío Monte Alegre.
Ermelindo Maquinta lleva tres años recorriendo las aldeas de Purulhá, desempeñando sus funciones como enfermero auxiliar experto en nutrición.
La demora de la familia de la difunta María Magdalena Tiul Ac.
Siete cucharas, una canasta y una olla cuelgan en la pared. Son los únicos “adornos” de la casa.
Elvira Ac Má es la mamá de la difunta María Magdalena. Rodeada por niños de la comunidad, María mece el costal en que reposa su bebé recién nacido.
Los huevos al suelo no serán cocinados. Los pollitos que nacerán deberían incrementar la economía doméstica.
El recién nacido aún no tiene nombre: su presencia remplaza el vacío dejado por la muerte de la hermana.
En el municipio de Purulhá, una hoja pegada en la pared del salón municipal avisa de la jornada médica que tendrá lugar en el pueblo.
En la bodega del área de salud de Salamá, cajas de medicinales están almacenadas junto con llantas de  motocicletas, mesas, archivadores y viejas computadoras.
Frascos de medicamentos destinados al área de Purulhá esperan ser enviados a su destino
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 28 mins

Según el Gobierno, las cifras son positivas: 116 niños menores de cinco años murieron por desnutrición aguda en 2013; un 20 % menos que en 2012 y la mitad que en 2011. El Ejecutivo no escatima en publicitar sus supuestos avances, pero no informa que instauró un nuevo protocolo de medición. Al comparar los datos con los de otras instituciones, el panorama no es tan optimista. Un informe del Ministerio de Salud indica que fallecieron al menos 51 niños más y en base a las actas de defunción ofrecidas por RENAP, el número se incrementaría hasta 404 niños muertos de hambre.

La niña que salió del registro

La casa de la familia Tiul Ac es una casa oscura. La luz de una mañana nebulosa, que sigue a una noche de fuerte lluvia, se cuela entre las finas varas de bambú que conforman las paredes, y deja ver siete cucharas de metal insertas en un alambre ceñido a los palos. La forma en que están dispuestas las cucharas, su material, las hacen parecer un elemento de decoración, una reliquia, quizá son el bien más perdurable dentro esta vivienda mínima, desperdiga...

Autor
Autor
a
a