Cerrar

Ir

Muchos celulares y poca educación

redes sidebar
Tipo de Nota: 

Muchos celulares y poca educación

El Foro Económico Mundial calificó el impacto de las tecnologías de la información en el proceso de desarrollo y competitividad en Guatemala con 3,52 puntos de los 7 posibles. El resultado coloca al país en el puesto 101 de los 148 evaluados: el cuarto lugar en Centroamérica.

La capacidad de Guatemala para explotar las oportunidades que ofrece la tecnología para el desarrollo se resume en que cuenta con la mejor competencia del mundo entre compañías telefónicas, pero con escasa educación básica para que los ciudadanos la aprovechen. Según el Informe Global sobre Tecnologías de la Información y Comunicación 2014, elaborado por el Foro Económico Mundial (FEM), la evolución del país es leve, ya que el año pasado se situó un puesto más abajo, con 3,42 puntos.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), entidad encargada de la realización de la evaluación en el país, explica que el informe evalúa 54 variables que ponderadas en conjunto permitieron revertir la tendencia en caída que Guatemala mostraba antes. El ránking se realizó combinando datos de la encuesta ejecutiva de opinión de competitividad que realizó esa entidad en el 2012 y el 2013 e información estadística.

En la investigación, los aspectos mejor evaluados corresponden al sector privado, y aquellos con las peores calificaciones a la administración pública.

En cobertura de la red de telefonía móvil y la competencia entre las compañías que ofrecen estos servicios e internet, el país se encuentra entre los primeros a nivel mundial. En ambos Guatemala lidera el ránking de 148 naciones con los más altos punteos posibles. Según el índice, la cobertura de la red de telefonía móvil mejoró de un 76 % a un 100 % en un año.

A pesar de que la cantidad de teléfonos celulares en el país rebasa los cálculos de población, los precios de la telefonía no son los más accesibles. Guatemala ocupa el puesto 114 en esta medición debido a las tarifas, que el FEM estima en $0,41 dólares por minuto.

Una disparidad similar ocurre en la tercera variable mejor calificada de Guatemala. Mientras que los 31 procedimientos necesarios para resolver una disputa comercial colocan al país en el puesto número 24 de la lista, los 1,402 días que se requieren para hacerlo son el aspecto peor calificado del país, que se separa únicamente cuatro puestos del último lugar, en la posición 145. “Son pocos pasos pero muy tardados. Y el número de días perdidos es elevado”, afirma el director ejecutivo de Fundesa. En comparación con los años anteriores,  el país mejoró en su peor aspecto, ya que en la evaluación del 2013 el conteo de días se situaba en 1,459 mientras que en el 2014 se contabilizan 1,402 días.

La promoción e importancia que el Gobierno otorga a la tecnología en su visión para el futuro colocan a Guatemala en el puesto 115, mientras que el sistema educativo ocupa el puesto 135 debido a su calidad en general, y también por la enseñanza de ciencias y matemáticas. El año pasado, solo el 7,3 % de los estudiantes que se graduaron de diversificado aprobaron las pruebas elementales de matemáticas a las que los somete el Ministerio de Educación. La labor legislativa recibió una puntuación de 2,1 la cual coloca al país en el puesto 143 de los 148 evaluados. “Lo que está ocurriendo es que el sector de las tecnologías de comunicación avanza por un lado, desconectado de la educación. Estamos con calificaciones bajas en los temas sociales que son responsabilidad del Estado”, declaró Juan Carlos Zapata

El diputado independiente y secretario de la comisión de economía y comercio exterior, José Alejandro Arévalo, comparte la mala calificación de la labor legislativa que brindaron los empresarios encuestados porque, según su opinión, el Congreso le ha dado prioridad a la agenda urgente del gobierno dedicada al financiamiento del Presupuesto de Gastos e Ingresos del Estado, y a las reformas en materia tributaria, pero no ha atendido la agenda económica y de generación de empleo.

Acerca de la favorable evaluación de la industria telefónica nacional,  Arévalo considera que la Ley de Telecomunicaciones es óptima para la competencia pero que hace dos años  —entre la realización de las dos encuestas que surten este informe— el Congreso aumentó de 15 a 20 años la duración de cada usufructo de las frecuencias de telefonía, televisión y radio, lo cual va en contra del concepto de competencia. Al diputado tampoco le extraña que entre los aspectos peor calificados destaque el de la gestión pública ya que al renovarse los usufructos en beneficio de grupos oligopólicos el país perdió importantes ingresos.

Guatemala, el cuarto de seis

A pesar de que Guatemala frenó su caída en los indicadores que mide el informe global del FEM, el país se encuentra en la cola del ranking centroamericano. Pero los que están al tope, Panamá y Costa Rica, también se ubicaron junto a Chile, Barbados y Uruguay, dentro de los cinco mejores evaluados de América Latina y el Caribe.

Panamá encabeza la lista centroamericana, al posicionarse en la casilla 43 y subir tres posiciones con respecto al ranking global del año pasado. Costa Rica se mantuvo en el puesto 53 mientras que Guatemala y Nicaragua subieron una posición. El Salvador y Honduras cayeron, cinco y siete escalones respectivamente. Zapata explica que para abordar la agenda digital, Guatemala debe aspirar pegarse a Panamá, país que consistentemente ha mejorado en los indicadores de esta evaluación.

Autor
Autor
a
a