Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Los guatemaltecos que huyen
Ir
Lynda Chávez y Alexander Cardona posan juntos en el río de Niltepec. Originaria de Quetzaltenango, la joven pareja espera a dos mellizos que nacerán en siete meses / Simone Dalmasso

Los guatemaltecos que huyen

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
“Me voy por la falta de trabajo, de empleo. Hay mucho racismo. Mucha discriminación"
Britany Nieto, 3, hondureña de San Lorenzo, descansa con su mamá en el salón municipal de Niltepec / Simone Dalmasso
Henry Benítez, 21, originario de Santa Rita Lloro, Honduras. En Estados Unidos quiere alcanzar a su hermana y varios primos, aunque desconoce el lugar donde viven / Simone Dalmasso
Jóvenes miembros de la barra brava del Olimpia, de Tegucigalpa, se duchan con el agua de una tubería, cerca del río de Niltepec / Simone Dalmasso
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 12 mins

Vienen de San Marcos, Izabal, Quetzaltenango o Villanueva. Son los guatemaltecos que se han unido a la caravana migrante que desde hace más de una semana recorre México. Desconocemos cuántos son. Pero están aquí, se han sumado a esta larga marcha de los hambrientos que ha trascendido su carácter hondureño para convertirse en símbolo de la miseria en Centroamérica.

Algunos ya estuvieron en Estados Unidos y fueron deportados. Otros prueban suerte por primera vez, aunque tienen familiares al otro lado de río Bravo. Todos coinciden en el origen de su relato. Se enteraron de la caravana en las noticias y quisieron aprovechar la oportunidad. Esa es la clave. La “oportunidad”. Todo o nada. Ahora o nunca. Quizás no haya otra opción para atravesar México acompañados por otros cientos de desposeídos.

Si alguien pregunta a los caminantes por qué se pusiero...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a