Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La semilla de nuestra destrucción
Ir

La semilla de nuestra destrucción

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
4 11 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Se suele desechar la ciencia ficción como un género liviano. Se le pone más énfasis a lo fantástico y se deja de juzgar el nivel de profundidad y precisión al que puede haber llegado el autor al hacer sus elucubraciones sobre futuros más o menos cercanos y las tecnologías que podríamos estar utilizando.

Las obras de hace 50 años nos parecen muy anticuadas, con futuros que superamos hace muchos años. Pero yo sostengo que la ciencia ficción es el escenario perfecto para cuestionarse problemas filosóficos en un vacío de experiencias, de modo que podemos concentrarnos específicamente en el tema propuesto. Hace poco veíamos Ender’s Game con el niño de diez años, y salieron a bailar palabras grandes como genocidio y manipulación, que fueron mucho más fáciles de poner en ...

No hay forma de entender al otro sin quererlo. Y no se puede destruir lo que se quiere.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a