Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La mano sutil del racismo
Ir

La mano sutil del racismo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
23 02 16

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Viendo lo que pasó en Sepur Zarco, es grande la tentación de consignar el problema al cajón de otros. Otras fueron las víctimas, otros los victimarios.

¿Cómo llegamos a un lugar tan horrible, donde la violación repetida es vista como hacer patria y el juicio al responsable resistido hasta por la gente buena? No basta pensar que esos extremos de crueldad son el problema.

Hay que ir más lejos. Necesitamos reconocer los hilos finos, casi invisibles, del racismo. Hilos que en una telaraña amarran una matriz de desprecio que enreda todo, que con su pegamento apresa l...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a