Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La Bartocha
Ir

La Bartocha

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
5 11 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

En pleno siglo XXI, en un centro llamado hogar seguro, en un lugar que habría de haber sido un cobijo, un refugio, un amparo para niñas adolescentes, funcionaba un centro de tortura llamado La Bartocha.

Hablo de Guatemala, sí. De su ciudad capital, de esa Guatemala donde los gobernantes bendicen a diestra y siniestra e invocan el nombre de Dios para difuminar todas sus barrabasadas. Esa Guatemala de cristianos y de otros credos que anuncian la salvación. La Guatemala de los megatemplos y del rasgar de vestiduras, pero también del crujir de dientes.

Se trataba, según diversas noticias de prensa, de un lugar infrahumano, donde cabían unas cuatro personas apretujadas, sin agua potable, s...

Conste que el caso de La Bartocha (una de las tantas personificaciones del mal en Guatemala) es tan solo la punta del «iceberg».
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a