Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Hilda, la mentirosa
Ir

Hilda, la mentirosa

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
21 02 14

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

No está rellena de viruta ni serrín. Tampoco tiene por padre a un carpintero. Sin embargo, a estas alturas su nariz habrá de precederla, cual Pinocha, antes de llegar a cualquier sitio.

Fue agente fiscal en Santa Eulalia, Huehuetenango y fue la responsable de la captura ilegal de dirigentes comunitarios opuestos al proyecto hidroeléctrico de Hidro Santa Cruz, en Barillas. Pese a que juró respetar la ley y el estado de derecho, no lo hizo. Tampoco mantuvo una conducta ética en el uso de su cargo y más bien, abusó del mismo para violar garantías ciudadanas elementales.

En el poder que le otorgaba su cargo como responsable de la persecución penal, no realizó las acciones...

La ex fiscal de Santa Eulalia urde una patraña para favorecer los intereses de impunidad que siguen destruyendo el sistema de justicia.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a