Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El tiempo es la tinta de una impresora sin repuestos
Ir

El tiempo es la tinta de una impresora sin repuestos

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
15 12 18

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

La primera cana me la vi en la axila: lugar pequeño e íntimo para recordarme la edad que se me precipita por dentro, una advertencia en silencio de que la vida se me escurre y de que me voy quedando sin tinta hasta para teñir el pelo que va saliendo.

Los que tenemos hijos vemos pasar los años en huesos y pies que se alargan, en cuerpos que van a ser más altos que el nuestro, en rostros que no son nuestra réplica, pero que se nos parecen lo suficiente. Los que hemos enterrado personas queridas también sentimos el tiempo como un continuo en el vacío, sobre todo cuando tenemos algo que contarle a la mamá que tiene 13 años de no estar y que nos hace falta para sentir que aún somos de alguien.

La eternidad se nos hace imposible de compr...

De jóvenes creemos que lo sabemos todo de todo. De viejos sabemos que no sabemos nada de nada.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a