Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El presente del horror del primer 11/9
Ir

El presente del horror del primer 11/9

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Decía de nuestro mundo, tan distinto. En los últimos veinte años, el planeta pendular y gris de la Guerra Fría en América Latina se volvió un mercado de frutas tropicales: neoliberales fanáticos; progresistas que censuran como conservadores; conservadores que aprueban proyectos progresistas; un PRI de regreso tras aparente travestismo; un guerrillero viejo, muy franco, tanguero; una guerrillera menos vieja, nada tanguera, que busca consolidar el deseo hegemónico de Brasil.
Quiero quedarme con esto: tras estos cuarenta años, la prepotencia de la ignorancia aún tiene demasiado lugar, pero la sociedad civil de nuestras naciones dispone de más información y está aprendiendo a construir empoderamiento. Los individuos quieren más control de sus vidas; no hay un gran relato que enamore. Estamos, sí, en un mundo jodido, revuelto, despelotado, pero es preferible la confusión de esa variedad, el riesgo de tomar decisiones que la aparente seguridad de un mundo bipolar y chiquito.
Ilustración de Nora Pérez
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 9 mins

El 11 de septiembre de 2001 los aviones se convirtieron en bombas, demolieron dos edificios simbólicos de Occidente y acabaron con miles de vidas de personas de todo el mundo. El 11 de septiembre de 1973, los aviones descargaron las bombas y demolieron un edificio simbólico de un país con tradición democrática. Allí no se acabaron muchas vidas —aunque sí una llamativa, la de Salvador Allende, primer presidente socialista electo en América Latina. En Chile, el horror comenzaría después, como correspondía a la lentitud de los setentas.

Es increíble cómo la Historia nos cachetea, al punto de que el horror, hoy, es el 11/9 de las Torres Gemelas y no el 11/9 de Chile, una fecha a la que le velocidad del siglo XXI parece haber puesto en la Edad Media. Pero no importa: el horror permanece, más allá de las fechas, una efemérides arbitraria en el continuo de la Historia, que ayudan a que sepamos que la violencia de hoy día no fue la de ayer ni será la de mañana. Ni la Historia de la muerte y terror comenzó con el primer 1...

Autor
Autor
a
a