Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El poli bueno, el poli malo y lo que Morales no dijo desde su búnker
Ir
Un ingente número de fuerzas policiales custodia el acceso al Congreso por la novena calle

El poli bueno, el poli malo y lo que Morales no dijo desde su búnker

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Un 17,5 % del total de la plantilla de la Policía Nacional Civil estuvo asignado para blindar el centro histórico
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
Simone Dalmasso
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 7 mins

Uno de cada seis agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala dedicó su jornada del lunes 14 de enero, a blindar el Congreso, convertido en búnker para Jimmy Morales. El presidente hacía público su tercer informe de Gobierno. Su gran logro: ignorar los asuntos que marcaron la agenda durante 2018, especialmente su empresa por deshacerse de la Cicig, a la que ni siquiera mencionó en casi una hora de discurso. En la calle, más protestas, que el mandatario no llegó a escuchar.

El cambio de turno tuvo lugar a las 8:00 horas. Algunos agentes tenían tantas ganas de abandonar la zona que saltaban a los picops con ansia, subiendo unos encima de otros, como una marabunta de hormigas. Habían pasado la noche en vela custodiando las calles aledañas al Congreso de unas marchas que no estaban convocadas hasta la mañana siguiente, precisamente el momento de ser relevados, y en un punto alejado de la zona que habían blindado. “¡Que hay más carros!”, tenía que calmar un mando. E...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a