Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Edelberto Torres Rivas, dejémonos de farsas inútiles
Ir

Edelberto Torres Rivas, dejémonos de farsas inútiles

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
"Del socialismo no teníamos ninguna idea precisa y por momentos repetimos lo de la “inevitable dictadura del proletariado”. Confundimos lo antiautoritario como el antecedente de las luchas para llegar así al poder. Después hemos tenido que hacer una larga y necesaria rectificación", Edelberto Torres Rivas.
"Este libro marcó a muchas generaciones —escribe el economista Juan Alberto Fuentes, refiriéndose a interpretación del desarrollo social centroamericano—, incluyendo la mía y a mí mismo, al proporcionar una visión crítica de la forma en que Centroamérica se había insertado en la economía mundial".
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información
/ Con información de: Alejandro García

Tiempo aproximado de lectura: 25 mins

Cuando se le pregunta a los que lo conocieron bien cómo era Edelberto Torres Rivas, todos, inevitablemente sonríen, “tenía mucho sentido del humor”, dicen y casi todos sueltan su frase más recurrente: “dejémonos de farsas inútiles”, lo que decía al terminar un día de trabajo duro. Eso es lo que dicen los cercanos a él, los que no empiezan evocando su enorme obra, su trabajo por la sociología en la región, sus análisis profundos y brillantes. Edelberto falleció el último día del año pasado. Este es un intento por reconstruir la historia de su vida desde el principio. O más bien desde antes, desde el padre exiliado permanente, de la infancia cruzando fronteras, de la vida adulta en la universidad, de la cárcel, de los exilios –así, en plural– y de la vuelta a Guatemala. Todo siempre tapiado con ideas y palabras.

Edelberto era apenas un niño cuando veía a su padre marcar aquel extraño mapa con alfileres de cabeza roja y negra, seguidos por hilos que iban formando una abigarrada figura. Podría ser cualquier cosa. Quizá, en la mente del niño, era un monstruo de enormes pies y cientos de manos, al que no podía quitar la vista de encima. Para el padre aquello también era un monstruo, incluso más temible. Se trataba de un mapa de España en el que cada día marcaba el avance de Franco en rojo y el retroceso ...

Autor
Con información de
Edición
Autor
a
Con información de
u
Edición
a