Archivo
Blog Camila Alarcón
Viernes, 5 Agosto, 2011 - 01:02

Me refiero a las mujeres y a los jóvenes, quienes han asumido un rol más incidente en las elecciones del 2011. Hemos visto cómo un grupo significante de jóvenes ha permeado los partidos políticos y ha logrado posicionarse en listados para diputaciones o candidaturas para la alcaldía. Las mujeres no se han quedado atrás y muchas han asumido roles protagónicos. Es interesante observar a mujeres ocupar candidaturas en los binomios para el poder Ejecutivo. Si contamos las candidaturas de mujeres a la Vicepresidencia y la Presidencia encontramos a por lo menos cinco.

Jueves, 11 Agosto, 2011 - 22:58

Muchos se preguntaron cuál era el objetivo o la necesidad de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamara un año específicamente para la juventud. Según el secretario general Ban Ki-moon, es importante que “reconozcamos y celebremos todo lo que los jóvenes pueden hacer para construir un mundo más seguro y más justo y redoblemos nuestros esfuerzos por incluir a los jóvenes en las políticas, programas y procesos decisorios que benefician su futuro”.

Viernes, 19 Agosto, 2011 - 08:09

Hace un mes escribí sobre el resurgimiento de los jóvenes en la política, específicamente la participación política de los jóvenes en los partidos políticos. En esa columna fui bastante crítica hacia los candidatos a diputados jóvenes, ya que a mi criterio no representaban un cambio real. No personificaban ese relevo de liderazgos que tanto necesita nuestro país ya que eran viejos en cuerpos de jóvenes. Al conocer los diferentes listados y los candidatos me di cuenta que el modo de hacer política reforzaba el establecido status quo especialmente el asenso al poder de estos jóvenes.

1 Comentarios
Viernes, 26 Agosto, 2011 - 10:31

“La mujer da más ganancia que la droga o el armamento. Estos artículos sólo se pueden vender una vez, mientras que la mujer se revende hasta que se muere de SIDA, queda loca, o se mata”. Este no es sólo el pensar de los proxenetas, si no también de las miles de personas involucradas en el tráfico de personas. Sin embargo, estos victimarios no son los únicos culpables de la historia. Nosotros, como sociedad, también somos cómplices de tan repugnante negocio.

1 Comentarios